Tratamiento con jengibre contra la caída del cabello

Se dice que tu cabello es tu gloria suprema, y es normal querer tratarlo con los mejores productos del mercado. Pero, por mejores muchas de nosotras tenemos los más caros del establecimiento. Sin embargo, lo cierto es que los mejores productos para el cabello ni siquiera se encuentran en las tiendas supermercados.

De acuerdo con los médicos naturalistas y esas personas que prefieren los productos naturales ante que los productos químicos que venden en los supermercados, los productos para el cuidado del pelo que podemos preparar en casa usando los recursos de la madre naturaleza son mejores y más económicos.

De hecho, aseguran de cuando de detener la caída del cabello se trata no existe una mejor opción que el uso de productos naturales o de un producto en específico que le estaremos compartiendo a continuación. Si usted tiene debilidad capilar o conoces a alguien con pérdida de cabello y debilidad capilar, le animo a continuar leyendo este articulo hasta el final.

Remedio casero para detener la caída y estimular el crecimiento de pelo nuevo

Ingredientes a necesitar:

– Una cucharada de jengibre rallado.

– Una cucharada de aceite de jojoba (o aceite de oliva).

Preparación y modo de uso:

Una vez tenemos los ingredientes, los colocamos en un mismo recipiente y los mezclamos hasta conseguir una mezcla homogénea con un olor bastante agradable. Acto seguido, humedecemos nuestro pelo y posteriormente procedemos a aplicar el producto en el cuero cabelludo. La idea es masajear bien el cuero cabelludo con los dedos.

Poco a poco iremos sintiendo una sensación caliente en tu cuero cabelludo. Cuando esto ocurra, esperamos cinco minutos y finalmente enjuagamos bien con agua tibia (no muy caliente). Este tratamiento podemos repetirlo hasta tres veces por semana hasta conseguir el resultado que queremos.

Descargo de responsabilidad: La información de salud publicada en este sitio web está destinada únicamente a fines educativos. El equipo de redactores recomienda encarecidamente consultar siempre a médicos con licencia u otros profesionales calificados para cualquier pregunta relacionada con la salud.